El seo es como el colesterol: lo hay bueno (white hat) y malo (black hat)

seowhiteblack

Y es que ahora que lo conozco… he de reconocer que me quito el sombrero ante el mundo del posicionamiento web. Eso sí, me quito el sombrero blanco y el negro lo dejo en el armario, a buen recaudo. Interesantes metáforas para referirnos a dos maneras muy diferentes de hacer SEO- Search Engine Optimizacion: la buena y la mala. Huelga decir por cuál de las dos inclinarnos.

¿Qué es el Seo bueno?. Son las técnicas conducentes a mejorar la experiencia del usuario cuando navega por nuestra web. Ese debe ser el objetivo último: que encontremos fácilmente lo que buscamos. Aunque, claro, para que esto suceda antes hay que posicionar nuestro sitio lo más arriba posible de la primera página de los buscadores.

Técnicas para subir los niveles del seo bueno en nuestro sitio:

1. Para el seo-on page, es decir, el que realizamos en nuestra página:

  • Elegir de manera óptima las palabras clave que deseamos posicionar
  • Cuidar al máximo el contenido. Nadie se cansa de decir que -ahora másque nunca -el contenido es el rey
  • Cuidar el title, incluir títulos descriptivos.

2. Para el seo-off page, el que implementamos en los factores externos a nuestro sitio:

  • Darse de alta en directorios
  • Generar enlaces que apunten a nuestra web
  • Tener presencia en las redes sociales
  • Hacer comentarios en foros y blogs de nuestro sector

Si queremos evitar el seo malo y no ser penalizados por los buscadores hemos de evitar lo siguiente:

  • Cloaking: cuando la página que se le muestra a los buscadores está sobreoptimizada
  • Spamming keywords: plagar el código html de palabras clave.
  • Texto oculto: por ejemplo escribir contenido con el mismo color que el fondo de la página.
  • Intercambio de enlaces con portales no relacionados.
  • Granja de enlaces: se pueden considerar como redes de portales web que se intercambian enlaces unas con otras con la única finalidad de incrementar la popularidad de los enlaces

Y tu qué, ¿ya le has hecho el chequeo a tu web?. Te recomiendo herramientas como majestic, woorank o SEOQuake para la revisión. Y ya sabes… a controlar los niveles de SEO malo.

Ah! si tu web ha sido penalizada por Google te recomiendo este artículo para que sepas cómo salir triunfal del castigo de Google

Anuncios

El algoritmo de Google al desnudo

Algoritmo Google al desnudo

Para aquellos que se preguntan si el SEO ha muerto: ¡no!, claro que no. Google adwords vs. SEO, es un buen ejemplo de David contra Goliat en muchas ocasiones pero la en la lucha  aún hay mucho que decidir. Los expertos en SEO orgánico cada vez cuentas con más intuición, conocimientos y herramientas que les permiten desentrañar el algoritmo de Google.

Hace unos meses encontrabas muchos artículos que se planteaban muy seriamente si el SEO había muerto . En mi opinión Google tiene y tendrá la sartén por el mango pero cada vez hay más herramientas que permiten realizar espeleología algorítmica y desnudar el algoritmo de Google. Un buen ejemplo constituye la exhaustiva investigación llevada a cabo por el experto Brian Dean publicada como una completa lista que cubre los 204 factores de SEO presentes en el algoritmo de Google.

En resumen, el SEO no solo no ha muerto sino que está más vivo que nunca. En este sentido, encuentro absurdo el enfrentamiento “SEO orgánico” versus “Google Adwords”, ambas son técnicas que se complementan. Tú como propietario particular o pequeña empresa de una web puedes perfectamente centrar tu estrategia de posicionamiento trabajando el SEO orgánico, sin necesidad de recurrir al SEO de pago. Eso, en mi opinión, sigue siendo posible, aún siendo conscientes de que a Google como empresa que es le interesa que paguemos por nuestro posicionamiento y así pueda ganar dinero.

Cada vez más el algoritmo de Google potencia el contenido valioso y de calidad en tus páginas. Mientras cuides eso y prepares tu web siguiendo las directrices tradicionales del seo puedes estar tranquilo. Por supuesto, trabajo como los de Dean nos ayudan a despejar algunas de las incóginitas del algoritmo “gugeliano”.

Vosotros… ¿qué pensáis?